Definiciones relacionadas con el análisis del panel químico


Glucose – Glucosa

Una vez que los alimentos llegan a la sangre, toman forma de azúcares, proteínas o grasas. Es necesario que haya un balance de cada una de ellas para satisfacer las necesidades energéticas del cuerpo y para mantener una adecuada cantidad de grasa y músculo. La glucosa es simplemente una medida del azúcar en la sangre. Las medidas más confiables de los niveles de la glucosa, de los triglicéridos y del colesterol son las que se realizan en ayuno, por la mañana antes del desayuno. Se cree que en algunas personas, ciertos medicamentos, como los inhibidores de la proteasa, incrementan los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa, lo que podría aumentar el riesgo de un ataque al corazón o embolia cerebral; y también podría ser un signo de lipodistrofia (lee nuestra lección sobre este tema). Los niveles de glucosa normales deberían estar entre 65 y 125 miligramos por decilitro de sangre (mg/dl).


Sodium – Sodio

El sodio, el potasio, el cloro, el bicarbonato, el fosfato, el calcio y el magnesio, son todos "electrolitos". Son partículas cargadas que forman sales. Los electrolitos tienen un papel crucial en el funcionamiento celular y en la actividad eléctrica del corazón. Frecuentemente las personas infectadas con el VIH, que estén padeciendo una enfermedad crónica asociada con diarrea y vómitos, o cuyos riñones no estén funcionando adecuadamente, pueden tener niveles anormales de electrolitos. Los niveles de sodio deberían estar entre 136 y 144 milimoles por litro de sangre (mmol/l).


Potassium – Potasio

El sodio, el potasio, el cloro, el bicarbonato, el fosfato, el calcio y el magnesio, son todos "electrolitos". Son partículas cargadas que forman sales. Los electrolitos tienen un papel crucial en el funcionamiento celular y en la actividad eléctrica del corazón. Frecuentemente las personas infectadas con el VIH, que estén padeciendo una enfermedad crónica asociada con diarrea y vómitos, o cuyos riñones no estén funcionando adecuadamente, pueden tener niveles anormales de electrolitos. Los niveles de potasio deberían estar entre 3,6 y 5,1 milimoles por litro de sangre (mmol/l).


Chloride – Cloro

El sodio, el potasio, el cloro, el bicarbonato, el fosfato, el calcio y el magnesio, son todos "electrolitos". Son partículas cargadas que forman sales. Los electrolitos tienen un papel crucial en el funcionamiento celular y en la actividad eléctrica del corazón. Frecuentemente las personas infectadas con el VIH, que estén padeciendo una enfermedad crónica asociada con diarrea y vómitos, o cuyos riñones no estén funcionando adecuadamente, pueden tener niveles anormales de electrolitos. Los niveles de cloro deberían estar entre 99 y 109 milimoles por litro de sangre (mmol/l)


Carbon Dioxide (Bicarbonate) – Dióxido de carbono (Bicarbonato)

El sodio, el potasio, el cloro, el bicarbonato, el fosfato, el calcio y el magnesio, son todos "electrolitos". Son partículas cargadas que forman sales. Los electrolitos tienen un papel crucial en el funcionamiento celular y en la actividad eléctrica del corazón. Frecuentemente las personas infectadas con el VIH, que estén padeciendo una enfermedad crónica asociada con diarrea y vómitos, o cuyos riñones no estén funcionando adecuadamente, pueden tener niveles anormales de electrolitos. Los niveles de bicarbonato deberían estar entre 21 y 31 milimoles por litro de sangre. (mmol/l).


BUN (Blood Urea Nitrogen) – Nitrógeno ureico

El nitrógeno ureico (BUN), la creatinina y el ácido úrico son todos productos de desecho de la sangre y la orina; y se los mide principalmente, para evaluar la función de los riñones. Los riñones excretan estos desechos por la orina. Muchos medicamentos afectan al BUN, porque compiten con él por la excreción por los riñones, y estos medicamentos incluyen a muchos de los que toman las personas con el VIH y SIDA. Vigila que los niveles en estas pruebas no estén más altos de los normales.


Creatinine – Creatinina

El nitrógeno ureico (BUN), la creatinina y el ácido úrico son todos productos de desecho de la sangre y la orina; y se los mide principalmente, para evaluar la función de los riñones. Los riñones excretan estos desechos por la orina. Muchos medicamentos afectan a la creatinina, porque compiten con esta por la excreción por los riñones, y estos medicamentos incluyen a muchos de los que toman las personas con el VIH y SIDA. Vigila que los niveles en estas pruebas no estén más altos de los normales.


BUN/Creatinine Ratio – Relación entre BUN/Creatinina

El nitrógeno ureico (BUN), la creatinina y el ácido úrico son todos productos de desecho de la sangre y la orina; y se los mide principalmente, para evaluar la función de los riñones. Los riñones excretan estos desechos por la orina. Muchos medicamentos afectan al BUN, porque compiten con él por la excreción por los riñones, y estos medicamentos incluyen a muchos de los que toman las personas con el VIH y SIDA. Vigila que los niveles en estas pruebas no estén más altos de los normales. Una razón BUN/creatinina mayor de 20 puede indicar enfermedad o problemas en los riñones.


Uric Acid – Ácido úrico

El nitrógeno ureico (BUN), la creatinina y el ácido úrico son todos productos de desecho de la sangre y la orina; y se los mide principalmente, para evaluar la función de los riñones. Los riñones excretan estos desechos por la orina. Muchos medicamentos afectan al ácido úrico, porque compiten con él por la excreción por los riñones, y estos medicamentos incluyen a muchos de los que toman las personas con el VIH y SIDA. Vigila que los niveles en estas pruebas no estén más altos de los normales.


Phosphate – Fosfato

El sodio, el potasio, el cloro, el bicarbonato, el fosfato, el calcio y el magnesio, son todos "electrolitos". Son partículas cargadas que forman sales. Los electrolitos tienen un papel crucial en el funcionamiento celular y en la actividad eléctrica del corazón. Frecuentemente las personas infectadas con el VIH, que estén padeciendo una enfermedad crónica asociada con diarrea y vómitos, o cuyos riñones no estén funcionando adecuadamente, pueden tener niveles anormales de electrolitos. Los niveles de fosfato deberían estar entre 2,3 y 4,5 miligramos por decilitro de sangre (mg/dl).


Calcium – Calcio

El sodio, el potasio, el cloro, el bicarbonato, el fosfato, el calcio y el magnesio, son todos "electrolitos". Son partículas cargadas que forman sales. Los electrolitos tienen un papel crucial en el funcionamiento celular y en la actividad eléctrica del corazón. Frecuentemente las personas infectadas con el VIH, que estén padeciendo una enfermedad crónica asociada con diarrea y vómitos, o cuyos riñones no estén funcionando adecuadamente, pueden tener niveles anormales de electrolitos. Los niveles de calcio deberían estar entre 8,8 y 10,3 miligramos por decilitro de sangre (mg/dl).


Magnesium – Magnesio

El sodio, el potasio, el cloro, el bicarbonato, el fosfato, el calcio y el magnesio, son todos "electrolitos". Son partículas cargadas que forman sales. Los electrolitos tienen un papel crucial en el funcionamiento celular y en la actividad eléctrica del corazón. Frecuentemente las personas infectadas con el VIH, que estén padeciendo una enfermedad crónica asociada con diarrea y vómitos, o cuyos riñones no estén funcionando adecuadamente, pueden tener niveles anormales de electrolitos. Los niveles de magnesio deberían estar entre 1,5 y 2,5 gramos por decilitro de sangre (g/dl).


Cholesterol – Colesterol

Una vez que los alimentos llegan a la sangre, toman forma de azúcares, proteínas o grasas. Es necesario que haya un balance de cada una de ellas para satisfacer las necesidades energéticas del cuerpo y para mantener una adecuada cantidad de grasa y músculo. La glucosa es simplemente una medida del azúcar en la sangre. Las medidas más confiables de los niveles de la glucosa, de los triglicéridos y del colesterol son las que se realizan en ayuno, por la mañana antes del desayuno. Se cree que en algunas personas, ciertos medicamentos, como los inhibidores de la proteasa, incrementan los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa, lo que podría aumentar el riesgo de un ataque al corazón o embolia cerebral; y también podría ser un signo de lipodistrofia (lee nuestra lección sobre este tema). Los niveles normales de colesterol deberían estar entre 120 y 199 miligramos por decilitro de sangre (mg/dl).


HDL Cholesterol – Colesterol HDL

El colesterol puede dividirse en dos tipos: lipoproteínas de baja densidad (LDL, por su sigla en inglés), conocidas como el colesterol "malo"; y lipoproteínas de alta densidad (HDL, por su sigla en inglés), conocidas como el colesterol "bueno". Cuanto más elevado sean los niveles de HDL, mejor (niveles entre 35 y 59 mg/dl son considerados normales). Esta forma "buena" del colesterol ayuda a limpiar el colesterol LDL de las arterias y a purgarlo del cuerpo a través del hígado. Aún si alguien tuviese niveles altos de LDL, los niveles altos de HDL disminuirían en gran medida los riesgos de enfermedad cardíaca. Algunas combinaciones de terapias anti VIH, son conocidas por disminuir el HDL y podría ser un signo de lipodistrofia (lee nuestra lección sobre este tema).


CHOL/HDL Ratio – Relación Colesterol/ HDL

El colesterol puede dividirse en dos tipos: lipoproteínas de baja densidad (LDL, por su sigla en inglés), conocidas como el colesterol "malo"; y lipoproteínas de alta densidad (HDL, por su sigla en inglés), conocidas como el colesterol "bueno". Cuanto más elevado sean los niveles de HDL, es mejor. (niveles entre 35 y 59 mg/dl son considerados normales). Esta forma "buena" del colesterol ayuda a limpiar el colesterol LDL de las arterias y a purgarlo del cuerpo a través del hígado. Aún si alguien tuviese niveles altos de LDL, los niveles altos de HDL disminuirían en gran medida los riesgos de enfermedad cardíaca. En consecuencia, cuanto más bajo sea la relación colesterol/HDL, es mejor. Algunas combinaciones de terapias anti VIH son conocidas por aumentar esta relación y puede ser un signo de lipodistrofia (lee nuestra lección sobre este tema).


LDL Colesterol – Colesterol LDL

El colesterol se puede dividir en dos tipos: lipoproteínas de baja densidad (LDLs), conocidas como el colesterol "malo" y las lipoptoteínas de alta densidad (HDLs), conocidas como el colesterol "bueno". Niveles de LDL superiores a 130 mg/dl indican que hay demasiado LDL en las arterias, aumentando posiblemente, el riesgo de enfermedad cardíaca. Algunas combinaciones de terapias anti VIH, son conocidas por aumentar el LDL y esto puede ser un signo de lipodistrofia (lee nuestra lección sobre este tema).


Triglycerides – Triglicéridos

Una vez que los alimentos llegan a la sangre, toman forma de azúcares, proteínas o grasas. Es necesario que haya un balance de cada una de ellas para satisfacer las necesidades energéticas del cuerpo y para mantener una adecuada cantidad de grasa y músculo. La glucosa es simplemente una medida del azúcar en la sangre. Las medidas más confiables de los niveles de la glucosa, de los triglicéridos y del colesterol son las que se realizan en ayuno, por la mañana antes del desayuno. Se cree que en algunas personas, ciertos medicamentos, como los inhibidores de la proteasa, incrementan los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa, lo que podría aumentar el riesgo de un ataque al corazón o embolia cerebral; y también podría ser un signo de lipodistrofia (lee nuestra lección sobre este tema). Los niveles normales de triglicéridos deberían estar entre 40 y 200 miligramos por decilitro de sangre (mg/dl).


Total Protein – Proteína total

Las proteínas son unos de los nutrientes más básicos y prácticamente todas las células del cuerpo las necesitan para trabajar correctamente. Las proteínas son necesarias para construir la masa muscular y también es utilizada por el sistema inmunológico para producir nuevas células todos los días. Los niveles normales deberían estar entre 6,5 y 8,3 g/dl. La albúmina y la globulina (lee más abajo) son los dos tipos de proteínas medidas por el análisis total de proteína.


Albumin – Albúmina

La albúmina y la globulina (lee más abajo) son los dos tipos de proteínas medidas por el análisis de proteína total. La albúmina es la proteína más importante en lo que respecta a las necesidades de las células del cuerpo. Las personas que tienen problemas dietéticos, incluyendo diarrea, náuseas o disminución del apetito; pueden tener bajos niveles de albúmina que a menudo se pueden corregir fácilmente.


Globulin – Globulina

La albúmina y la globulina (lee más abajo) son los dos tipos de proteínas medidas por el análisis de proteína total. La globulina es la proteína que se encuentra en los anticuerpos producidos por el sistema inmunológico para combatir y prevenir las infecciones. Las personas con el virus pueden tener niveles elevados de globulina, debido a que producen anticuerpos para combatir el VIH.


Albumin/Globulin Ratio – Relación albúmina/globulina

La relación albúmina/globulina, o A/G refleja la cantidad de albúmina en relación a la globulina, en la sangre. Muchos pacientes infectados con el VIH tienen la razón A/G más baja que lo normal, considerando el número relativamente elevado, de anticuerpos, que tienen en la sangre En general, esto no es algo para preocuparse, mientras los niveles de albúmina sean normales.


Bilirubin, alkaline phosphatase, GGT, AST (SGOT), and ALT (SGPT) – Bilirubina, folsfatasa alcalina, GGT, AST (SGOT), y ALT (SGPT)

La bilirrubina (total y directa), la fosfatasa alcalina, GGT, AST (SGOT), y ALT (SGPT), son todas enzimas producidas por el hígado. Cuando los niveles de estas enzimas están elevados indican daño del hígado, el cual pudo haber sido causado por los medicamentos anti VIH/SIDA, el alcohol o la hepatitis. En general el daño hepático no produce síntomas, con la excepción de los niveles de bilirrubina elevados, que pueden causar una coloración amarillenta en la piel y en la parte blanca de los ojos. En consecuencia, es importante estar atento y vigilar los niveles de las enzimas para asegurar la salud del hígado.


Amylase – Amilasa

La amilasa es una enzima digestiva producida por las glándulas salivales y el páncreas. Para el diagnóstico de un agrandamiento o inflamación del páncreas (pancreatitis) u otros problemas pancreáticos se usa un análisis de sangre que mide los niveles de amilasa. El control de los niveles de amilasa es importante, particularmente en personas que toman medicamentos anti-VIH que pueden causar pancreatitis (por ejemplo: Videx/Videx EC).


LD (LDH)

LD o LDH representan las siglas en inglés, de la deshidrogenasa láctica. Este es un indicador general de daño tisular (tejido) agudo o crónico en el cuerpo. Anteriormente, la LD se usaba en combinación con otros análisis, como el de la creatino fosfoquinasa (CPK), para establecer un diagnóstico de ataque al corazón. Hoy en día, la LD se usa con menos frecuencia para este propósito. Un nivel elevado de LD, junto con niveles anormales de otros análisis, se consideran aún valiosos para el diagnóstico de una enfermedad del hígado, pancreatitis, algunos tipos de cáncer, problemas intestinales, pulmonares y musculares.


Iron – Hierro

El hierro es un mineral importante que trabaja con los glóbulos rojos para transportar oxígeno a todas las células y tejidos del cuerpo. Niveles bajos de hierro pueden ser un signo de anemia y/o sangrado interno; y debería ser controlado por un proveedor de atención médica.

© 2014 Smart + Strong. All Rights Reserved. terms of use and your privacy