A Smart + Strong Site
Subscribe to:
E-newsletters
POZ magazine
JOIN AIDSMEDS YouTube
Lecciones del VIH y del SIDA Mycobacterium avium Complex (MAC)

email

¿Qué es?

Mycobacterium avium Complex, también llamado MAC, es un tipo de infección bacteriana que en personas con el sistema inmunológico debilitado, puede causar síntomas potencialmente mortales. Las personas que tienen sistemas inmunológicos sanos también pueden infectarse con el MAC. Sin embargo, los síntomas que experimentan (generalmente en relación con los pulmones), no ponen en riesgo la vida. En las personas con infección con el VIH en estado avanzado, el MAC generalmente no compromete a los pulmones. En cambio, causa enfermedad en otros órganos, como el hígado, el bazo, y la médula ósea, por lo que se considera una “infección diseminada.”

Los organismos del MAC se pueden encontrar prácticamente en cualquier lugar del medio ambiente. Viven en el agua, en la tierra, en los alimentos y en distintos animales. En consecuencia, es muy difícil no entrar en contacto con el MAC. No obstante, tomando medicamentos (profilaxis), las personas VIH positivas pueden prevenir que MAC cause enfermedad o síntomas. Casi siempre se recomienda este tipo de prevención a las personas VIH positivas que tengan sus sistemas inmunológicos debilitados (menos de 50 células CD4).

El MAC se puede prevenir. Una de las mejores maneras de prevenir el MAC es iniciar la terapia antirretroviral del VIH, para evitar que el recuento de las células CD4 disminuya a menos de 100. Existen medicamentos profilácticos para el MAC que se pueden usar en las personas cuyos recuentos de CD4 no responden adecuadamente al tratamiento antirretroviral. La incidencia de MAC puede llegar hasta el 40% en las personas con VIH que no toman tratamiento antirretroviral o medicamentos profilácticos.

¿Cuáles son los síntomas del MAC?

Uno de los principales síntomas de MAC es la fiebre, junto con transpiración nocturna, escalofríos, pérdida de peso, deterioro muscular, dolor abdominal, fatiga (generalmente causada por la anemia) y diarrea. El MAC también puede causar agrandamiento del hígado y del bazo, como así también de los nódulos linfáticos.

Las personas que tienen una infección latente de MAC y que comienzan tratamiento antirretroviral (ARV) por primera vez cuando su recuento de células CD4 es inferior a 200 – y que experimentan un aumento rápido en el recuento de CD4 – ocasionalmente, pueden padecer un “rebrote” de los síntomas de MAC. Esto no significa que la infección esté activa, sino que el sistema inmunológico está reaccionando contra la infección latente. Esto se conoce como síndrome inflamatorio de reconstitución inmunológica (SIRI). Los síntomas más obvios son inflamación de los ganglios linfáticos y fiebre. Si es necesario, se pueden usar corticosteroides para tratar los síntomas del SIRI.

¿Cómo se diagnostica el MAC?

Para diagnosticar MAC, se extraen muestras de sangre y/o de médula ósea, y se envían al laboratorio para ser analizadas. Para extraer una muestra de médula ósea, el médico inserta una aguja en el hueso de la cadera, generalmente cerca de la parte superior del trasero o de la parte inferior de la espalda. Este procedimiento no difiere mucho del que se realiza para extraer muestras de sangre para medir la carga viral o el recuento de las células T.

Para poder estudiar el MAC, los organismos se deben "cultivar" en tubos de ensayo, proceso que puede tomar aproximadamente siete días. Debido a esto, si se presume que se está en presencia de MAC, generalmente se inicia el tratamiento antes de confirmar el diagnóstico.

¿Cuál es el tratamiento para el MAC?

Para el tratamiento del MAC se usa una combinación de medicamentos llamados antibióticos. Al igual que en la infección con el VIH, en la cual se usan tres medicamentos para prevenir la resistencia y mantener la carga viral indetectable, el MAC se debe tratar con una combinación de medicamentos para poder controlar la infección.

Una vez comenzado el tratamiento, puede tomar de dos a ocho semanas para que un paciente con MAC comience a sentirse mejor. Por eso, es más conveniente tratar el MAC en un hospital, ya que si se presentan síntomas como pérdida de peso, fiebre o deshidratación, éstos se pueden controlar mejor, debido a los recursos con que cuentan dichas instituciones.

Casi siempre, la terapia combinada para el MAC incluye los siguientes medicamentos:

  • Clarithromycin (Biaxin): Este antibiótico es sumamente efectivo contra el MAC. Un medicamento alternativo a clarithromycin es azithromycin (Zithromax). Clarithromycin ha sido estudiado más que azithromycin y parecería que elimina más rápidamente el MAC de la sangre. Sin embargo, azithromycin es considerado un excelente sustituto, en el caso de que los efectos secundarios o interacciones medicamentosas impidieran la continuación del tratamiento con clarithromycin. Ambos clarithromycin y azithromycin pueden causar náuseas, dolores de cabeza, vómitos y diarrea. Los expertos recomiendan analizar la sangre de personas con MAC para determinar si la bacteria responde a clarithromycin o azithromycin.
  • Ethambutol (Myambutol): Este antibiótico es efectivo en el tratamiento del MAC, pero no es lo suficientemente potente como para administrarlo por sí solo. Casi siempre se lo combina con clarithromycin o con azithromycin. Los efectos secundarios que se presentan incluyen náuseas, vómitos y problemas en la visión.

Para prevenir la resistencia a los medicamentos y para aumentar la potencia de la terapia anti-MAC, algunos médicos recomiendan administrar un tercer, y a veces hasta un cuarto medicamento. Rifabutin (Mycobutin) ha demostrado ser muy efectivo, pero puede tener interacciones negativas con otros medicamentos, especialmente con los inhibidores de la proteasa o con los análogos no nucleósidos, que se usan para tratar el VIH. Otras opciones incluyen a los antibióticos inyectables amikacin (Amikin) y streptomycin.

Si a una persona VIH positiva se le dignostica MAC, quizás deba continuar con la terapia por el resto de su vida. Esto es necesario para impedir que la enfermedad vuelva a aparecer. En algunos casos, la terapia anti-VIH puede ayudar a mejorar la salud del sistema inmunológico. Si el sistema inmunológico mejora significativamente, sería posible abandonar la terapia para el MAC. En otras palabras, si una persona VIH positiva con historial de MAC fuera capaz de aumentar los recuentos de células CD4 por encima de 100, con el uso de un tratamiento anti-VIH durante al menos seis meses, podría estar en condiciones de suspender la terapia para MAC.

Las guías de tratamiento publicadas por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Atlanta, recomiendan que una persona que desarrolla MAC y que no está en terapia ARV, difiera el inicio de los ARV hasta después de que hayan tomado tratamiento para el MAC durante al menos dos semanas. Esto ayuda a los proveedores de atención médica a comprender la causa de los efectos secundarios y de los síntomas, como por ejemplo de un posible SIRI.

Las mujeres embarazadas no deberían usar clarithromycin para tratar el MAC. Las mujeres embarazadas con MAC diseminado deberían ser tratadas con azithromycin más ethambutol y continuar con este tratamiento durante todo el embarazo, para prevenir la recurrencia de MAC.

¿Se puede prevenir el MAC?

Como mencionamos anteriormente, es muy difícil no entrar en contacto con los organismos que causan el MAC. Por esta razón, la mayoría de las agencias de atención médica, los investigadores, y los médicos especialistas en VIH recomiendan que los pacientes que tengan el sistema inmunológico comprometido utilicen medicamentos para prevenir el MAC. El riesgo de desarrollar MAC es mucho mayor cuando el recuento de las células CD4 disminuye a menos de 50. Por ese motivo, la mayoría de los expertos recomiendan comenzar una terapia preventiva (denominada profilaxis), cuando el recuento de células CD4 disminuye a menos de 50. Las personas en las que el recuento de CD4 aumenta a más de 100 y que se mantiene por encima de 100 durante al menos 3 meses, pueden dejar de usar profilaxis contra el MAC. Estas personas, deberían volver a usar profilaxis, si el recuento de CD4 vuelve a disminuir a menos de 50.

Al igual que con el tratamiento de MAC, clarithromycin y azithromycin son medicamentos de profilaxis efectivos. Si se toman correctamente, el riesgo de desarrollar MAC disminuye aproximadamente un 70%. En otras palabras, estos medicamentos son a menudo efectivos, pero no siempre. Si se desarrolla MAC mientras se está tomando cualquiera de estos medicamentos, puede significar un problema. Si la enfermedad de MAC aparece durante el período de profilaxis con clarithromycin o azithromycin, es posible que los organismos hayan desarrollado resistencia a los medicamentos. Debido a que estos medicamentos son los más efectivos para tratar el MAC, la resistencia probablemente impedirá que alguno de ellos pueda usarse como tratamiento efectivo. Peor aún, la resistencia de MAC a clarithromycin produce automáticamente una resistencia cruzada a azithromycin, y viceversa.

La mayoría de los expertos cree que los beneficios de la profilaxis usando clarithromycin o azithromycin excede los riesgos potenciales de desarrollar resistencia.

Azithromycin y clarithromycin producen efectos secundarios parecidos. Para prevenir MAC, clarithromycin se debe tomar una vez al día, mientras que azithromycin se debe tomar una vez a la semana.

Las mujeres embarazadas no deberían usar clarithromycin; sólo se debería usar azitrhomycin para prevenir el MAC en las mujeres que están embarazadas.

Antes de que clarithromycin y azithromycin fueran investigados en estudios clínicos, el medicamento de elección para prevencir el MAC era rifabutin (Mycobutin). Sin embargo, no es tan efectivo como clarithromycin o azithromycin, y además, no se combina bien con la mayoría de los medicamentos del VIH.

Azithromycin en combinación con rifabutin es más efectivo para prevenir MAC que azythromycin solo, la mayoría de los proveedores de atención médica no combinan los dos medicamentos debido al agregado de efectos secundarios y a las complicaciones de las interacciones entre medicamentos. Además, si bien la combinación previene MAC mejor que azithromycin solo, no resulta en un beneficio para la supervivencia.

¿Existen tratamientos en desarrollo para el MAC?

Si estás interesado en participar en algún estudio clínico de nuevas terapias para el tratamiento o para la prevención de MAC, existe una página interactiva de Internet dirigida para averiguar acerca de los estudios clínicos es AIDSinfo.nih.gov, un sitio dirigido por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (National Institutes of Health). Dichas páginas tienen "especialistas en información sobre salud" con los que te puedes comunicar llamando al número gratuito 1-800-HIV-0440 (1-800-448-0440).

Anterior

email


Última revisión: 4/13/2009

El contenido de esta lección fue escrito por el fundador y los escritores de AIDSmeds.com, y revisado por nuestro editor médico, el Dr. Howard Grossman. Podrás encontrar una biografía de nuestro equipo de escritores en la página "About Us."

Enlaces
Amigos POZ
Blog
Foros
Lecciones
Medicamentos
POZ Focus / Fact Sheets
Prevención del VIH
Recien Diagnosticados
¿Recién te enteraste?
Directorio De Servicios
Índice de lecciones
Colapsar todo

[ about AIDSmeds | AIDSmeds advisory board | our staff | advertising policy | advertise/contact us]
© 2014 Smart + Strong. All Rights Reserved. Terms of use and Your privacy.
Smart + Strong® is a registered trademark of CDM Publishing, LLC.