A Smart + Strong Site
Subscribe to:
E-newsletters
POZ magazine
JOIN AIDSMEDS YouTube
Lecciones del VIH y del SIDA Neumonía Bacteriana

email

¿Qué es?

La neumonía bacteriana es un problema común para muchas personas que son VIH positivas, aún para aquellos que tiene recuentos de células T altos o que responden bien al tratamiento anti-VIH. En un estudio clínico grande se observó que los adultos VIH positivos tuvieron casi ocho veces más probabilidades de padecer neumonía bacteriana que los adultos VIH negativos, pero la incidencia de neumonía bacteriana ha disminuido en los últimos años, desde la introducción de la terapia ARV combinada más potente.

La neumonía bacteriana y las infecciones menos graves de las vías respiratorias (conductos por donde pasa el aire) pueden ser causadas por una de los varios tipos de bacteria. La neumonía por Streptococcus es la más común, seguida por el Haemophilus influenzae, Pseudomonas aureoginosa y el Stafilococcus aureus. Raramente, la neumonía bacteriana es causada por la Legionella pneumophila, el Micoplasma pneumoniae y la Chlamydia pneumoniae.

Las personas VIH positivas no solamente tienen más probabilidades de desarrollar una neumonía bacteriana como resultado de una de estas infecciones, sino que también tienen más probabilidades de tener neumonías recurrentes. Las personas con un recuento de menos de 100 células CD4, y aquellos en los que la infección bacteriana se ha diseminado más allá dea los pulmones, corren un riesgo mayor de morir por la neumonía bacteriana.

Las personas VIH positivas que fuman tabaco, usan cocaína (crack), son usuarios de drogas endovenosas; o sufren de alcoholismo o enfermedad del hígado tienen más probabilidades de estar expuestos a un riesgo mayor de desarrollar una neumonía bacteriana que aquellas personas VIH positivas que no poseen estos cofactores.

¿Cuáles son los síntomas de la neumonía bacteriana?

Los síntomas de la neumonía bacteriana incluyen: escalofríos, temblores y dolor en el pecho. Otros signos de la presencia de una neumonía bacteriana son: fiebre, respiración acelerada, aumento de la frecuencia cardiaca y dificultad para respirar.

¿Cómo se diagnostica la neumonía bacteriana?

El diagnóstico de la neumonía bacteriana depende principalmente de los resultados de la radiografía de tórax (pecho), de los análisis de sangre (especialmente, aquellos que buscan a la bacteria y miden los recuentos de células blancas) y el examen de una muestra de esputo (flema).

Debido a que la neumonía por Pneumocystis es otra forma común de neumonía, especialmente en las personas VIH positivas con el sistema inmunológico debilitado, puede ser necesario que se utilicen pruebas de muestra de esputo más avanzadas. Ésto se debe a que la neumonía bacteriana y la neumonía por pneumocystis se tratan de manera diferente. En consecuencia, es importante descartar la presencia de PCP en algunas personas VIH positivas. La prueba para PCP se recomienda si el paciente VIH positivo tiene menos de 200 células T, otros signos de deficiencia inmunológica (como son el desarrollo de hongos), o historial de otra condición relacionada al SIDA. También, se puede pedir la prueba para descartar tuberculosis como lo es la prueba de la tuberculina.

Debido al aumento de riesgo de que la infección se disemine fuera de los pulmones en las personas con recuentos más bajos de CD4, y a que el tratamiento del Staphylococcus aureus resistente a medicamentos, es diferente, tu proveedor puede realizar pruebas de sangre para detectar estas condiciones.

¿Cómo se trata la neumonía bacteriana?

La neumonía bacteriana se trata con medicamentos que se llaman antibióticos. Típicamente, existen tres clases o grupos de antibióticos que los proveedores de salud utilizan para tratar la neumonía bacteriana:

  • Macrólidos: tres ejemplos de macrólidos incluyen clarithromycin (Biaxin), azithromycin (Zithromax) y erithromycin (Erythrocin). Se cree que los macrólidos tratan eficazmente a un gran número de bacterias que se sabe causan infecciones respiratorias y neumonía.
  • Cefalosporinas: los medicamentos recomendados en esta clase incluyen cefotaxime (Claforan) o ceftriaxone (Rocephin).
  • Fluoroquinolonas: los medicamentos recomendados de esta clase incluyen levofloxacin (Levaquin), moxifloxacin (Avelox) o gemifloxacin (Factive).

A veces, es necesaria la combinación de antibióticos, especialmente si el paciente VIH positivo tiene una enfermedad grave. En este caso, se combina un macrólido o una cefalosporina con una fluoroquinolona.

A veces, la neumonía requiere el tratamiento en un hospital, en donde se pueden administrar oxígeno y otros medicamentos para asegurar la eficacia del tratamiento y lograr que el paciente esté más cómodo.

Generalmente, los pacientes comienzan a sentirse mejor dentro de los dos a tres días después de comenzar el tratamiento. Sin embargo, es necesario completar totalmente el curso del tratamiento, para asegurarse que la infección esté controlada y para prevenir que la infección se vuelva en resistente al medicamento que se está utilizando.

Con la neumonía bacteriana no se ha reportado el llamado síndrome inflamatorio de reconstitución inmunológica (SIRI), en el que el tratamiento antirretroviral puede exacerbar los síntomas de una enfermedad oportunista debido a una respuesta más fuerte del sistema inmunológico.

¿Se puede prevenir la neumonía bacteriana?

Una de las mejores maneras de disminuir el riesgo de desarrollar una neumonía bacteriana, de acuerdo al Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, es mantener la salud del sistema inmunológico y tomar medicamentos para el VIH.

Las personas VIH positivas que tienen recuentos de células CD4 superiores a 200 deberían pedirle a sus doctores que les receten la vacuna 23-valent polysaccharide pneumococcal si no recuerdan haber recibido una dosis en los últimos cinco años. Si bien su eficacia no ha sido establecida en los estudios clínicos que incluyeron a pacientes VIH positivos, se cree que ofrece algún beneficio a las personas VIH positivas con el sistema inmunológico relativamente sano. Las personas con VIH deberían considerar ser re-vacunadas cada cinco años. También se debe ofrecer la PPV a personas con recuentos de CD4 inferiores a 200 células. Sin embargo, no existe evidencia del beneficio de la vacunación en este grupo, a no ser que también comiencen la terapia ARV.

También, el recibir la vacuna de la influenza (flu shot) cada año puede ser una buena idea para las personas VIH positivas. Muchas personas que padecen la gripe por influenza (infección viral), también pueden desarrollar infecciones bacterianas que podrían terminar en neumonías. La reducción del riesgo de una gripe, también puede reducir el riesgo de una neumonía bacteriana.

Para las personas VIH positivas que experimentan recurrencias frecuentes de infecciones respiratorias bacterianas, incluyendo la neumonía, podría ser necesario el uso de antibióticos. TMP-SMX (Bactrim; Septra), clarithromycin o azithromycin se pueden usar regularmente para prevenir las infecciones bacterianas, a pesar de que existe cierta preocupación al respecto. Existe un riesgo mayor de padecer efectos secundarios o de desarrollar resistencia bacteriana al medicamento si estas medicinas se usan de manera regular.

¿Dónde puedo obtener más información sobre los tratamientos en experimentación para la neumonía bacteriana?

Si estás interesado en participar en algún estudio clínico que incluya terapias nuevas para el tratamiento o prevención de la neumonía bacteriana, existe una página interactiva dirigida disponible para averiguar acerca de los estudios clínicos es AIDSinfo.nih.gov, un sitio dirigido por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (National Institutes of Health). Dichas páginas tienen "especialistas en información sobre la salud", con los que te puedes comunicar llamando al número gratuito 1-800-HIV-0440 (1-800-448-0440).

Anterior

email


Última revisión: 8/6/2009

El contenido de esta lección fue escrito por el fundador y los escritores de AIDSmeds.com, y revisado por nuestro editor médico, el Dr. Howard Grossman. Podrás encontrar una biografía de nuestro equipo de escritores en la página "About Us."

Enlaces
Amigos POZ
Blog
Foros
Lecciones
Medicamentos
POZ Focus / Fact Sheets
Prevención del VIH
Recien Diagnosticados
¿Recién te enteraste?
Directorio De Servicios
Índice de lecciones
Colapsar todo

[ about AIDSmeds | AIDSmeds advisory board | our staff | advertising policy | advertise/contact us]
© 2014 Smart + Strong. All Rights Reserved. Terms of use and Your privacy.
Smart + Strong® is a registered trademark of CDM Publishing, LLC.