A Smart + Strong Site
Subscribe to:
E-newsletters
POZ magazine
JOIN AIDSMEDS YouTube
Lecciones del VIH y del SIDA Candidiasis (candidiasis oral; candidiasis vaginal; candidiasis esofágica)

email

¿Qué es?

La candidiasis, también llamada micosis candidiásica, es una enfermedad causada por un hongo (Candida albicans). Todas las personas tienen este hongo, por fuera y dentro del cuerpo. Se puede encontrar en la piel, en el estómago, en el colon, en el recto, en la vagina, en la boca y en la garganta. Casi siempre, la Candida albicans es inofensiva y en realidad, ayuda a mantener el nivel bacteriano adecuado. Sin embargo, algunas veces se desarrolla un crecimiento desmedido de este hongo, que podría generar una variedad de problemas.

Tanto las personas VIH negativas como las positivas pueden desarrollar candidiasis. Muchas mujeres experimentan infecciones micóticas (por hongos) vaginales, del tipo de la candida. Igualmente, una persona puede experimentar un crecimiento desmedido del hongo en la boca o en la parte posterior de la garganta. El estrés, una dieta deficiente o no descansar lo suficiente, podrían contribuir a estos problemas. También, una persona que esté tomando antibióticos debido a una infección bacteriana, especialmente por períodos prolongados de tiempo, puede desarrollar hongos en la boca o en la vagina. La candidiasis en la boca (afta micótica oral) también puede aparecer en las personas que usan esteroides inhalatorios, como aquellos que se usan para tratar el asma y otros problemas pulmonares.

Una higiene oral deficiente y el hábito de fumar, también pueden propiciar el crecimiento desmedido de hongos en la boca. El uso excesivo de alcohol y el consumo de azúcar, también han sido asociados al desarrollo de candidiasis.

En las personas VIH positivas, las aftas micóticas orales y las infecciones micóticas vaginales pueden desarrollarse en cualquier momento, sin importar cuales sean los recuentos de las células CD4. Cuanto más dañado esté el sistema inmunológico, mayores son las probabilidades de que se desarrollen y se repitan más frecuentemente. Las personas VIH positivas que tienen el sistema inmunológico dañado (usualmente con un recuento de células CD4 menor de 200), también tienen mayores probabilidades de desarrollar candidiasis en áreas más profundas del cuerpo, como él esófago y los pulmones. Al igual que con muchas otras infecciones oportunistas, la candidiasis puede mejorar o volver a aparecer con menos frecuencia si el tratamiento antiretroviral aumenta el recuento de células CD4 de manera significativa.

¿Cuáles son los síntomas de la candidiasis?

Los síntomas de la candidiasis dependen de la parte del cuerpo que esté afectada. Si tienes cualquiera de los síntomas, deberías consultar a tu doctor.

Los síntomas de la candidiasis
Candidiasis oral: Algunos de los síntomas generales de las aftas micóticas incluyen: sensación dolorosa de ardor en la boca o la garganta, alteración del gusto (especialmente con alimentos picantes o dulces) y dificultad para tragar. La candidiasis oral se manifiesta como manchas o parches de un color blanco o rojo-rosáceo en la lengua, en las encías, en las paredes laterales o superior de la boca y en la pared posterior de la garganta. Algunas veces, la candidiasis oral puede causar grietas, hendiduras y úlceras (queilitis angular) en los costados de la boca.
 
Candidiasis vaginal: El síntoma más evidente de una infección vaginal es la aparición de un flujo espeso y blanco, similar a un queso cottage. También, puede causar picazón y sensación de quemazón dentro o alrededor de la vagina; y enrojecimiento e hipersensibilidad de los labios mayores de la vagina. La mujeres VIH positivas tienen más probabilidades que las VIH negativas, de padecer recurrencias de candidiasis vaginal.
 
Candidiasis esofágica: Este es un tipo de candidiasis que aparece en la profundidad de la garganta y no siempre se ve a simple vista cuando se mira dentro de la boca. Puede causar dolor en el pecho, así como también, dolor y dificultad para tragar. La candidiasis esofágica es mucho más común en las personas VIH positivas con el sistema inmunológico debilitado.

¿Cómo se diagnostica la candidiasis?

En la mayoría de los casos el doctor puede diagnosticar candidiasis simplemente mirando dentro de la boca, en la pared posterior de la garganta o en la vagina. Algunas veces, es necesario hacer un raspado del área afectada, para obtener una muestra y enviarla al laboratorio.

Para buscar candidiasis en la parte inferior de la garganta se utilizan rayos X y una lente especial, llamada endoscopio.

¿Cómo se trata la candidiasis?

Así como existen tres tipos diferentes de candidiasis, también existen tres maneras diferentes de tratar la enfermedad.

Candidiasis oral

El método más común para tratar la candidiasis oral es usar un medicamento líquido que se hace circular dentro de la boca y luego se traga, o con una pastilla que se chupa, se disuelve en la boca y luego se traga. El tratamiento recomendado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, siglas en inglés) como el más efectivo y tolerable es:

Fluconazole (Tabletas de Diflucan):Diflucan es una tableta que se debe tragar. Estudios han demostrado que es tan efectivo como clotrimazole y nystatin, pero es más fácil de usar y se tolera mejor. La dosis típica es de 100mg al día durante 7 a 14 días. 

Los tratamientos alternativos incluyen:

Clotrimazole (Mycelex pastillas): Estas pastillas, se toman unas cuatro a cinco veces al día, durante una o dos semanas. Las pastillas que se chupan deben disolverse en la boca antes de tragarlas y no se deben masticar o tragar enteras. Clotrimazole puede causar dolor de estómago.
 
Nystatin (Mycostatin líquido o pastillas): Nystatin está disponible en formulación líquida o en pastillas (para disolver en la boca). La dosis líquida es de 5 mililitros cuatro veces al día por una o dos semanas; debe hacerse circular lentamente dentro de la boca, durante el máximo de tiempo que se pueda (ej.: unos minutos) y luego tragarlo. La formulación en pastillas requiere tomar una o dos, de cuatro a cinco veces al día durante 7 a 14 días. Deben disolverse en la boca antes de tragarlas; y no se deben masticar o tragar enteras.
 
Itraconazole (Suspensión líquida de Sporanox): Este medicamento es un líquido que se debe tragar. Si bien es tan efectivo como los tres medicamentos listados antes, no se tolera tan bien como las tabletas de fuconazole.
 
Ketoconacole (Nizoral) o las cápsulas de itraconazole (Sporanox): Estas cápsulas, que se deben tragar, son menos efectivas que fluconazole. Sin embargo, representan una opción alternativa si no se puede usar ninguno de los cuatro medicamentos listados antes.

Otro tratamiento posible para la candidiasis oral es gentian violet (Genapax). Esta es la fórmula en tintura del alquitrán de hulla y se puede comprar en algunas farmacias, tiendas de alimentos saludables y otros lugares que venden tratamientos alternativos/complementarios. Gentian violet es muy sucio y puede manchar la ropa. Debe ser manipulado con cuidado. Una de las mejores formas de aplicar la tintura en las lesiones bucales, es usando un hisopo de algodón. Embebe el hisopo en la tintura y cubre las manchas de candida en la boca. Es la mejor forma de evitar tragar el medicamento, dado que podría causar molestias estomacales. Gentian violet también puede manchar la boca por dentro, pero con el tiempo las manchas desaparecen.

Candidiasis vaginal

El método más común para tratar la candidiasis vaginal es usar un medicamento en crema o insertar un supositorio que se coloca dentro de la vagina. Los tratamientos más comunes para la candidiasis vaginal se compran sin receta médica y se consiguen en muchas farmacias. Muchas de las cremas y supositorios pueden debilitar el material de que están hechos los condones y los diafragmas, lo cual aumenta el riesgo de embarazo y transmisión del VIH.

Clotrimazole (Gyne-Lotrimin crema): Se aplican cinco gramos de esta crema todos los días, usando un aplicador especial, durante 7 a 14 días.
 
Clotrimazole (Mycelex supositorios vaginales): Está disponible bajo receta médica en supositorios potentes de 100 mg y 500 mg. Los supositorios de 100 mg se usan todos los días durante siete días. Como alternativa, se pueden usar dos supositorios de 100 mg todos los días durante tres días. El supositorio de 500 mg es más potente que el de 100 mg y sólo se coloca una sola vez.
 
Miconazole (Monistat crema vaginal): Se aplican 5 gramos de esta crema todos los días, usando un aplicador especial, durante siete días.
 
Miconazole (Monistat supositorios vaginales): Está disponible en supositorios potentes de 100 mg, 200 mg y 500 mg. Los supositorios de 100 mg y 200 mg no requieren de receta médica. Los de 500 mg requieren receta médica. Los supositorios de 100 mg se usan una vez al día durante siete días y los de 200 mg se usan una vez al día durante tres días. El de 500 mg solamente se aplica una vez.
 
Terconazole (Terazol 3 y Terazol 7 cremas): Terazol 3 contiene una dosis mayor de terconazole que Terazol 7, este se usa todos los días, con un aplicador especial, durante siete días. Terazol 3 se aplica todos los días durante tres días.
 
Terconazole (Terazol 3 supositorios): Estos supositorios contienen 80 mg de terconazole y se utiliza todos los días durante tres días.
 
Tioconazole (Vagistat pomada): Esta pomada contiene 300 mg de tioconazole y se utiliza con un aplicador especial solamente una vez.
 
Butoconazole (Femstat crema): Se aplican 5 gramos de esta crema con un aplicador especial, todos los días, durante tres días.

Al igual que en los casos de candidiasis oral, si las infecciones vaginales no desaparecen después de usar estas cremas o supositorios; o si la infección vuelve a aparecer inmediatamente después de finalizar el tratamiento, los doctores pueden prescribir medicamentos más potentes como nystatin en líquido (Mycostatin), itraconazole en líquido (Sporanox) o fluconazole (Diflucan en tabletas). Las mujeres embarazadas no deben usar estos medicamentos orales, ya que podrían dañar al feto en desarrollo.

Otro tratamiento posible para la candidiasis vaginal es gentian violet (Genapax). Esta es la fórmula en tintura del alquitrán de hulla y se puede comprar en algunas farmacias, tiendas de alimentos saludables y otros lugares que venden tratamientos alternativos/complementarios. Genapax viene en la forma de tampón; y cada tampón contiene 5 mg de gentian violet. El tampón de gentian violet es muy sucio y puede manchar la vestimenta y la ropa interior. Debe manipularse e insertarse con cuidado. Para tratar las infecciones micóticas vaginales, los tampones de gentian violet se insertan una o dos veces al día durante una a dos semanas.

Candidiasis esofágica

Debido a que la candidiasis esofágica se considera una condición interna más grave y más difícil de tratar que la candidiasis oral o vaginal, se usan medicamentos más potentes, con mayores dosis que las que se utilizan para tratar la candida oral o vaginal. Estos medicamentos pueden causar aumentos de las enzimas hepáticas. También, pueden interactuar con otros medicamentos, como los inhibidores de la proteasa, los inhibidores no nucelósidos de la transcriptasa reversa; y ciertos antihistamínicos y sedativos. Asegúrate de consultar con el doctor sobre otros medicamentos que estés tomando antes de iniciar estos tratamientos antimicóticos.

Fluconazole (Diflucan): Para tratar la candidiasis esofágica, se usa una solución intravenosa o se toma una tableta de 200 mg de fluconazole una vez al día durante dos a tres semanas. Fluconazole es considerado la primera línea de tratamiento para la candidiasis esofágica, ya que los niveles de fluconazole fluctúan menos que los de itraconazole o que los de ketoconazole.  
Itraconazole (Sporanox): Este medicamento se usa frecuentemente, para el tratamiento de la candidiasis esofágica. En la actualidad, muchos doctores recomiendan que se use la formulación líquida (solución de itraconazole cyclodextrin). Si se usan las tabletas de itraconazole, debe combinarse junto con otro medicamento, flucytosine (Ancobon), para aumentar la efectividad. Para la candidiasis oral, la dosis de itraconazole que se utiliza es usualmente de 10 mg por día durante una a dos semanas. Para la candidiasis esofágica, la dosis es normalmente de 200 mg al día durante dos a tres semanas. Las tabletas de itraconazole se deben tomar con comida, pero la solución de itraconazole se debe tomar con el estómago vacío. 
Ketoconazole (Nizoral): 400 mg de Nizoral se toma todos los días durante tres a cuatro semanas. Este medicamento interactúa con muchos medicamentos antirretrovirales. Puede aumentar los niveles en la sangre de: indinavir (Crixivan), saquinavir (Invirase) y amprenavir (Agenerase). Ritonavir (Norvir) puede aumentar los niveles en la sangre de ketoconazole, por lo tanto, la dosis diaria de ketoconazole no debe exceder los 200 mg.

Candidiasis grave o candidiasis resistente a los medicamentos

Algunas veces, la candidiasis puede desarrollar resistencia a los medicamentos del tipo "azole" (todos los mencionados anteriormente) o es tan grave que no se puede tratar adecuadamente usando ninguno de estos medicamentos. En consecuencia, a menudo se usa un medicamento llamado amphotericin B. Generalmente, se administra en un medio hospitalario, por vía endovenosa. Los dos tipos de amphotericin B son: amphotericin B estándar (Fungizone) y amphotericin B liposomal (Abelcet, AmBisome, Amphotec).

Amphotericin B puede causar efectos secundarios serios, incluyendo daño renal, reacciones alérgicas (ej.: fiebre, escalofríos, alteraciones de la presión sanguínea), daño en la médula ósea, náuseas, vómitos y dolor de cabeza. El riesgo de daño renal aumenta cuando amphotericin B se combina con cidofovir (Vistide) o ganciclovir (Cytovene), dos medicamentos que se utilizan para tratar el CMV; y con pentamidine (NebuPent), medicamento que se usa para tratar la neumonía por Pneumocystis (PCP). El riesgo de daño en la médula ósea aumenta cuando amphotericin B se toma al mismo tiempo que AZT (Retrovir), flucytosine (Ancobon), o ganciclovir.

En términos generales, la marcas de amphotericin B liposomal son menos tóxicas que amphotericin B estándar. Sin embargo, amphotericin B estándar actúa más rápidamente que cualquiera de los medicamentos liposomales y generalmente es el medicamento elegido cuando la candidiasis u otra infección por hongos son graves y ponen en riesgo la vida.

¿Cómo se debe tratar la candidiasis en las mujeres embarazadas?

Debido a que muchos de los medicamentos que se usan para tratar infecciones por hongos pueden ser tóxicos para el feto en desarrollo, los CDC recomiendan usar tratamientos tópicos siempre que sea posible, como por ejemplo cremas o supositorios vaginales. En los casos de candidiasis persistente que no responde bien a los tratamientos tópicos, o en los casos de candidiasis esofágica, los CDC recomiendan usar amphotericin B al menos durante los primeros tres meses de embarazo para disminuir el riesgo de defectos de nacimiento. Itraconazole, quizás sea menos tóxico para el feto en desarrollo que los otros medicamentos de tipo “azole”, pero los datos acerca de su uso durante el embarazo son limitados. Los CDC recomiendan que las mujeres que toman medicamentos “azole” sistémicos para prevenir la recurrencia de la candidiasis, suspendan este tratamiento durante el embarazo.

¿Se puede prevenir la candidiasis?

No existe ningún método que garantice la prevención del desarrollo de la candidiais oral, vaginal o de las formas más graves de candidiasis. Estas infecciones tienen más probabilidades de ocurrir en las personas VIH positivas con el sistema inmunológico debilitado (menos de 200 células CD4). Por este motivo, la única manera de ayudar a prevenir la aparición de candidiasis es conservar el sistema inmunológico saludable, a través de la reducción del estrés, del uso de medicamentos antirretrovirales, comer bien y descansar lo suficiente.

Todavía existen debates en torno a la utilización de medicamentos antimicóticos para prevenir la candidiasis. Algunos pocos estudios mostraron que fluconazole (Diflucan) puede reducir el número de infecciones orales y vaginales que experimentan las personas VIH positivas con el sistema inmunológico debilitado. Sin embargo, sería posible que el uso prolongado de fluconazole, o de cualquiera de los medicamentos del tipo "azole," conduzca al desarrollo de Candida albicans resistente a los medicamentos. Esto llevaría a que los medicamentos no funcionen correctamente, cuando realmente se los necesite. Debido a esto, muchos doctores no recomiendan el uso continuado de estos medicamentos como prevención. Sin embargo, el uso prolongado o continuado de antihongos podría ser la mejor opción para las personas que tengan antecedentes de brotes frecuentes de candidiasis oral o vaginal.

Existen varios consejos saludables que las personas VIH positivas deberían considerar para prevenir la candidiasis:

Consejos saludables para prevenir la candidiasis
Vigila tu dieta: Será de gran ayuda evitar alimentos ricos en azúcar, productos lácteos, levaduras, trigo y cafeína. Se cree que estos tipos de ingredientes promueven el crecimiento desmedido de hongos.
 
Come yogur: Muchos expertos recomiendan consumir gran cantidad de yogures que contengan el Lactobacillus acidophilus, una bacteria "buena" que se cree mantiene la Candida albicans bajo control. No todas las marcas de yogures contienen esta bacteria, así que asegúrate de que la etiqueta diga "contiene Lactobacillus acidophilus."
 
Mantén una buena higiene oral: Esto incluye el cepillado frecuente, el uso del hilo dental, el uso de antisépticos bucales (ej: Listerine ); y la reducción/eliminación del uso del tabaco (cigarrillos o tabaco masticable).
 
Para las infecciones vaginales: Para reducir el riesgo de estas infecciones usa ropa suelta, vestimenta y ropa interior de fibra natural con terminaciones de algodón. También, evita el uso de tampones con desodorante y desodorantes femeninos en aerosol.

Hay algún tratamiento en desarrollo para la candidiasis?

La candidiasis es un problema para muchas personas, independientemente de que sean o no VIH positivas. Esto es particularmente cierto, para aquellos que tengan cepas de candida, resistentes a los medicamentos disponibles en la actualidad. Por este motivo, siempre se están estudiando nuevos medicamentos para la candidiasis y otras infecciones con hongos.

Si estás interesado en participar en algún estudio clínico con nuevas terapias para el tratamiento de la candidiasis, existe una página interactiva dirigida disponible para averiguar acerca de los estudios clínicos es AIDSinfo.nih.gov, un sitio dirigido por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (National Institutes of Health). Dichas páginas tienen "especialistas en información sobre la salud", con los que te puedes comunicar llamando al número gratuito 1-800-HIV-0440 (1-800-448-0440).

Anterior

email


Última revisión: 4/17/2009

El contenido de esta lección fue escrito por el fundador y los escritores de AIDSmeds.com. Podrás encontrar una biografía de nuestro equipo de escritores en la página "About Us".

Enlaces
Amigos POZ
Blog
Foros
Lecciones
Medicamentos
POZ Focus / Fact Sheets
Prevención del VIH
Recien Diagnosticados
¿Recién te enteraste?
Directorio De Servicios
Índice de lecciones
Colapsar todo

[ about AIDSmeds | AIDSmeds advisory board | our staff | advertising policy | advertise/contact us]
© 2014 Smart + Strong. All Rights Reserved. Terms of use and Your privacy.
Smart + Strong® is a registered trademark of CDM Publishing, LLC.